sábado, 4 de septiembre de 2010

Castidad física

     Algo que me ha llamado muchísimo la atención en la castidad ha sido los aparatejos que venden para dicho fin. Pero los que más me gustan no son los cinturones, para mi gusto demasiado grandes, incómodos y demasiado visibles, sino los aparatos de castidad CB-6000, CB-3000, etc. Son algo que me da bastante morbo, pero sólo sería útil para pseudoesclavos o para comenzar una relación D/S (ya que más tarde este tipo de aparatos no serían necesarios).


     Poder controlar la erección y la eyaculación de una persona es algo que te concede una gran importancia, ya que eres el dueño de su orgasmo (aunque no tiene porque haber eyaculación para conseguir un orgasmo). A una persona le pone bastante nervioso si no puede darse placer a sí mismo y con el CB esa tarea está mas que cumplida, (pero como la mayoría ya sabreis soy bastante más cabrón de lo que aparento) sin embargo podemos añadirle un plus de ansiedad y de frustración al CB y solamente hay que cambiarle un candado de llave por un candado de combinación numérica.










     Este candado es algo excepcional, parece muy simple, pero crea ansiedad y mucha frustración al sumiso. En los momentos de debilidad, la tentación es muy fuerte y como consecuencia intentará buscar la combinación adecuada para poder darse placer, pero sabiendo un poco de matemáticas sabemos que hay 10000 o 1000 combinaciones dependiendo del candado pero sólo 1/10000 o 1/1000 de probabilidades de encontrar la combinación correcta en su respectivo orden. Al no poder conseguirlo el sumiso siente una gran sensación de debilidad, aumenta su sumision y también por qué no aumentan sus ganas de servir y de estar con el AMO. Este aparatejo es TODO un lujo, pero me parece un despropósito su elevado precio, sólo es un pedazo de plastico pero que vale su peso en oro, cuesta alrededor de los 150$ (fuente) así que....


Fonso de Sade

1 comentario:

  1. Los candados de combinación son muy vulnerables. Las combinaciones se encuentran fácilmente. ¿Un truco mejor? Ponle un precinto numerado, algo que el esclavo pueda partir pero que luego no pueda reponer. Sabrá que tiene en sus manos la opción de retirarse el aparato, pero que su amo lo sabrá ya que encontrará, en ese caso, el precinto roto... Esa lucha propia le hará sentirse frustrado y el hecho de tener poder pero no poder usarlo es más poderoso que una llave que no posee.

    Muy buen blog, por cierto...

    ResponderEliminar