domingo, 5 de diciembre de 2010

I Just Wanna Run...

I just wanna run, hide it away...

     Estos días he estado bastante liadillo, los exámenes me han dejado K.O. Pero no os voy a contar mi aburrida vida estudiantil, os quería hablar de las dudas que me asaltan. Muchas veces he tenido ganas de contarle al mundo mi secreto, siento ganas muchas veces, pienso que no pasará nada, que no habrá cambios en mi entorno, pero tengo dudas, muchas dudas. Por otra parte pienso que no tengo por qué decirselo a nadie que yo no quiera, que algo personal.  Sin embargo este temor surge incluso con mis amigOs, porque no sé de que van ahora que se creen los más machitos del "pueblo" o algo por el estilo e imagino que no me aceptarán por ser lo que soy (me refiero a ser gay, porque la feceta BDSM ya la tienen más que sabida). Esto no pasa con mi amigA íntima que lo sabe y alguna que otra también.

    Supongo que todo adolescente gay pasa por esta situación, tengo tantas cosas que recorren mi cabeza cada segundo, en ocasiones siento unas ganas irrefrenables, unos impulsos que me hacen llenarme de vitalidad, de valentía para poder decir lo que soy sin preocuparme por el  "quedirán", esto nunca se lo he dicho a nadie, no sé si es hora de salir del armario y vivir con libertad y sin miedos a que los demás me vean.

     Pensándolo bien  no tengo miedo a que los demás me aparten, al menos no tanto como el miedo que siento por mis familiares. Yo sé que ellos jamás en la vida lo aceptarían y de alguna manera ya lo tengo grabado a fuego en mi cabeza, no estaré a su lado durante mucho tiempo, sólo lo imprescindible. Es todo tan complicado... A veces una persona se cansa de luchar día y noche contra sí mismo, contra sus deseos y creo que a mí, en este momento y en este lugar me toca descansar. Me toca dejar de rayarme por eso durante un tiempo. Este no es el momento adecuado  para que haya batallas contra sí mismo.

2 comentarios:

  1. ...la vida siempre termina venciendo. Dar tiempo al tiempo quizá sea la mejor solución. Madurar, rumiar. Todos tenemos un trozo de alma en nuestro "almario". A veces no es recomendable abrirlo de par en par. Tiempo al tiempo aunque, como dijo Pierre de Ronsard, : "Vives, si m en croyez, n attendez a demain. Ceulliez dès ajourd hui, les roses de la vie. ( Vivid, creedme, no espereis al mañana, recoged desde hoy las rosas de la vida ) Carpe Diem

    ResponderEliminar
  2. Todavía no sabe ( todavía es una palabra eterna) cual será el corazón feroz que a dentelladas se lo selle para siempre. Llegará y le pillará vulnerable ( siempre nos pilla vulnerables)pero con absoluta precisión de cirujano experto quebrará las aguas y habrá un antes y un después.

    ResponderEliminar