domingo, 30 de enero de 2011

Perro

 

     Hola a todos, no sé qué día será publicado este post, porque seguramente no lo habré escrito en el día que marque la fecha de aquí arriba ^, porque este post es una sorpresa/regalo/remedio para un amigo mío al que quiero con locura, a través de este post quiero alegrarle el día y hacerle feliz, sacarle una sonrisa de oreja a oreja, porque si se publica esto es porque él esta de bajón.

     No sé todavía a día de hoy, cómo es físicamente, ignoro si es guapo, feo, alto, bajo, ancho, delgado, simétrico, asimétrico, proporcionado, deforme, moreno, rubio, castaño, pelirrojo, blanco, amarillo, negro, marrón, café, achinado, caucásico, mediterráneo, amerindio... Y me da igual cómo es por fuera ya que nunca le he visto, pero sé con certeza total de que es bellísimo, su belleza es infinita porque simple y sencillamente él es: bueno, alegre, majo, agradable, educado, sincero, amigo, compañero, prudente, ingenuo, genuino, único, radiante, emotivo, carismático, positivo, transparente, gracioso, inteligente, cariñoso, curioso, trabajador, constante, esforzado, honesto, orgulloso, comprensivo, coherente, humilde, sorprendente, deslumbrante, encantador... Y así me puedo tirar horas y horas.

     Y sé como es por dentro porque él se ha abierto a mí, me ha dejado conocerle y fue gracias a mi malestar de ese momento, me alegro de que me hablase y se dispusiera a ayudarme. Estaba tan mal durante esos días, él simplemente creyó que sólo me hacía compañía y me daba conversación, pero él fue mucho más que eso, cada tema que tratábamos quedo marcado en mí. Él no me dio un gran consejo, ni me iluminó con ese mismo fin. Simplemente se mostró ante mí, me contó parte de su vida y de ahí obtuve la luz, iluminó el camino que debía seguir, fue mi salvavidas. Aparte de ayudarme me ha aportado infinidad de cosas, me ha hecho pulir mi visión hacia TODO, ha mejorado mi calidad de vida, me ha enseñado cosas que en estos casi 17 años nadie ha podido darme. Él no tenía por qué hacerlo, no me conocía de casi nada, pero lo hizo, porque como seguramente ya sabéis es un cacho de pan.

     Hoy por hoy se ha convertido en una de esas personas imprescindibles, una de esas personas a las que echas de menos cuando llevas días sin hablar con ellas. Pues ahora él forma parte de este pequeño grupo de personas esenciales para mí. Él es como una muleta para alguien sin pierna, es como un bastón para un ciego, es como el faro para los marineros, es como un pilar fundamental en mi vida, sé que tengo a otras personas que están ahí, pero él es tan único que es difícilmente reemplazable. No quiero que se marche de mi lado nunca...

     A parte de ser un bonísimo amigo, es un perro de 10, le queda pulir algunas cosillas de nada, pero no sabéis lo buen perro que es. Durante mi incursión en este Mundo, he visto muchas cosas, algunas muy buenas y otras penosas, pues jamás había concebido en mi mente algo tan cercano a la perfección y por eso es especial, porque no lo es. Él lo ha llevado a la realidad, no se anda con chiquitas, ni lo hace como considerándolo como un juego, él ha decidido ser esclavo y lo ha hecho, se ha despojado de los rasgos más humanos y se ha entregado a este mundo. Como ya le dije en una ocasión, "eres algo fuera de serie". Jamás vi a alguien que se haya acercado tanto a lo que se considera esclavo. Y por eso le admiro, porque ha sido fuerte y suficientemente inteligente como para llegar aquí por sus medios y gracias al entrenamiento de su AMO. Os aseguro que cualquier AMO desearía una propiedad de su talla.

     "Querido amigo, no decaigas nunca, porque no sabes lo importante que eres para mí, tus sentimientos los siento tan míos como si fueran propios y por eso me duele verte mal. Como ya te prometí, sabes que nunca te abandonaré, estaré ahí para los buenos momentos y los malos, porque tú te mereces eso y mucho más, cada vez me doy cuenta de que tengo más suerte porque es difícil encontrar a alguien con el que haya sintonizado tan bien como contigo, es difícil encontrar a alguien que me comprenda tan bien como tú. Yo sé que me quieres, también sé que no puedes ni debes decírmelo, no hace falta, siéntelo nada más, yo lo noto. Pero yo si que puedo demostrártelo con hechos y palabras y no me importa hacerlo. Cuando estés mal, no dudes en acudir a mi, porque tú, querido, ya te has hecho un hueco permanente en mí y estoy casi seguro que nadie podrá rellenarlo como lo haces tú.

     Cáete mil veces, llora, sangra, patalea, sonríe, grita, que yo estaré ahí en el suelo para amortiguar tu caída, para secarte las lágrimas y llorar contigo, para sanarte las heridas, para patalear contigo, decirte que eres un bobo y las verdades a la cara, para  compartir las alegrías sonriendo hasta que nos duela la cara, para gritar contigo y descargar las penas. Ya sabes amigo mío que estaré ahí para todo. Un beso"

1 comentario: