martes, 11 de septiembre de 2012

Día 1 y 2

     Buenas noches, llevo aproximadamente 48h sin correrme. La sensación es bastante desagradable, más que nada porque a cada rato se pone dura y además no soy capaz de concentrarme bien en todo.

     Me he dado cuenta de que me fijo sin parar en los tíos que voy viendo. Si antes ya era aficionado a observar bellezas andantes por la calle, ahora es mucho más frecuentemente: en el autobús, en el Metro, en la calle, en clase...

     Hablando de clase. Me ha tocado una clase con una cantidad ingente de personas, más de sesenta. Hay un montón de hombres, cuando en mi mente tenía el pensamiento de que mi grado era de mayoría femenina, pero ahora la cosa está bastante igualada. Por una parte está genial, porque la probabilidad de encontrar personas apetecibles aumenta bastante, pero por otra resulta una gran distracción para mí.

     A pesar de los inconvenientes y la incomodidad reinante en la mayoría del tiempo, he tenido una pequeña satisfacción. Antes, cuando estaba leyendo un rato, me distraje pensando en mi abstinencia y la verdad es que sentí regocijo y bienestar, que aunque fuera en un período muy corto de tiempo y de intensidad débil, me ha reconfortado bastante. A ver si continúa esta dinámica, aunque lo dudo.

     Seguidme en Twitter, que tenéis el enlace en la columna de la derecha haciendo clic en la imagen te Twitter, ahí cuento más o menos mis sensaciones en tiempo real. Y nada más. Buenas noches.

Fonso de Sade

1 comentario:

  1. Bueno... tenga en cuenta que después de los 15 días, el placer será el triple, también es un incentivo, digo yo... (soy nuevo en esto de los blog, he empezado hoy el mío y espero ir avanzando), pero me ha gustado mucho.
    Un saludo Fonso... espero que me vea más por aquí, jeje.

    ResponderEliminar