domingo, 16 de septiembre de 2012

Día 5, 6 y 7

     Durante estos días he estado muy relajado, demasiado creo yo, así que supongo que habré tenido una polución nocturna porque sino,  no me lo explico.

     Bueno y tengo poco más que decir, no estoy muy inspirado además de no encontrarme demasiado bien. Me estoy agobiando algo con la universidad y compaginarlo con mi vida normal. Encima a veces me empiezo a rallar la cabeza con temas secundarios/sentimentales y es el acabose.

     Le dije a él, el chico al que conocí hace un tiempo, que todo acabó, que las cosas muertas no reviven. Es ley de vida, pero eso a la gente le cuesta entenderlo. No entienden desde un principio que algo que lleva muertos semanas no puede revivir por mucho ahinco que se le ponga. Yo los muertos los enterraría, pero no cargaría con ellos, porque precisamente "cargar" implica un esfuerzo y pienso que una relación no debe suponer un peso difícil de llevar, sino algo fluido y liviano.

     Otra cosa que me está pasando estos días, es que noto una mejoría en mi rendimiento académico, soy capaz de ponerme a estudiar y a hacer ejercicios sin demasiados problemas, además que ya no me meto la mano en los calzones y me toco mientras estudio (vale, estoy algo pirado, cuando hacía los deberes me solía tocar, por inercia más que por otra cosa). Ahora es todo mucho mas normal.

     Y por hoy nada más. Un saludo a todos y aquí sigo aguantando.

Fonso de Sade
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario