martes, 18 de septiembre de 2012

Días 8 y 9

     Buenas noches, hoy os escribo ya colocado en la cama a punto de dormir. Llevo bien los días de castidad, no me entran tantas tentaciones de tocarme, pero si que he notado que es muy muy muy fácil tener la polla dura en cualquier momento. Además me he dado cuenta que tengo los huevos hipersensibles últimamente.

    Ayer ajustándome la tranca en los calzones me rocé los huevos y era una sensación extraña, una sensibilidad parecida a la del capullo, solo que en una mayor superficie. Vale, lo reconozco, me estuve tocando los huevos un buen rato, me daban mucho gusto. Jajajajaja

     No soporto estar en clase por la cantidad de tíos agradables a la vista que hay. Están por todas partes, estoy literalmente rodeado de hombres muy atractivos. Y claro, así es inevitable que se me ponga dura. Me he integrado bastante bien, mejor de lo que me esperaba y además todos son personas muy agradables y abiertas. Mañana hemos quedado para comer como una decena de compañeros. Ojalá pudiera tener una relación con algún compañero, aunque sea tan solo algo vainilla. Me apetece y mucho.

     La castidad me ha hecho pensar. Me hace ver que soy fuerte, pero eso no es suficiente, me he dado cuenta de que yo ya sé que soy fuerte, lo que tengo que cambiar son las costumbres que tengo, controlar mis impulsos y corregir con el tiempo. Como lo estoy haciendo ahora con mi polla. Ahora he aprendido a no tocarme al acostarme y tampoco al despertarme. Poco a poco voy progresando en mis hábitos y pronto podré ser independiente otra vez. Porque uno solo es auténtico esclavo de uno mismo, en el peor sentido de la palabra.

Buenas noches.

Fondo de Sade 

No hay comentarios:

Publicar un comentario